Cargando contenido ...

On Air: AutoDJ

www.gkpop.com

Qué te gustaría saber?
Share this Story

Mi razon y tu corazon

by

Music & Videos

Una historia de amor apasionada

CAPITULO 12: MÁTAME SI QUIERES

El movimiento brusco típico de un auto moviéndose en una carretera sin asfalto me despertó. Mi cabeza dolía, la sangre estaba esparcida entre mis ojos, nariz y labios. Abrí los ojos, sintiendo mareos, obligue a mi cuerpo levantarse. Pensé en esta situación aceptando mi inminente muerte, pero estoy viva, viva aún, tengo que seguir peleando.
Nichkhun conducía, no había nadie más en el auto, mis intentos por identificar el lugar dónde estábamos fallaron, la noche estaba demasiado oscura como para dejarme ver a través de ella. 
- Llegamos, -dijo Nichkhun totalmente calmado. –No pensé que tendría que adelantar esto. 
Bajo del auto en la oscuridad, abrió la puerta a mi costado para bajarme solo con una mano. No supe hasta entonces que mi cuerpo se sentía como gelatina, demasiado relajado, mi visión era algo borrosa, pero más importante mi juicio se confundía con visiones exageradas del tamaño de la realidad. Nichkhun me llevo como a un títere por un camino iluminado por las luces del auto, al acercarnos escuche el sonido del mar.
Aguas salvajes golpeaban paredes de piedra, el frio era letal. Avanzamos hasta que ya no hubo piso donde pisar. 
- Yoona, mírame, porque yo seré lo único que veras esta noche. Lo perdí todo por ti, mi familia, amigos, todos mis sueños, y mi cordura. –Dijo casi gritando. –Juntos para siempre. 
No pude responder incluso mis labios se sentían pesados, al voltear pude ver olas salvajes cortarse entre piedras oscuras e inmensas, tengo miedo, pero en realidad, ¿es este mi final? Mis pies rozaban el final de aquel camino, dejando caer migas de roca y tierra. 
Nichkhun comenzó a contar, uno, dos, tres…
El sonido de una sirena, lo alerto. El bullicio comenzó a escucharse aún más fuerte, una voz empezaba a escucharse agitada, llena de preocupación, dolor. 
- Yoona¡¡ Yoona¡¡ , déjala Nichkhun maldito loco. 
Nichkhun comenzó a reír como loco, poseído por la demencia del suicidio. Esos segundos se alargaron como una película puesta en cámara lenta. Un sonido sordo y rápido derrumbo a Nichkhun que me sostenía, ambos retrocedimos y caímos al vacío, abandonados a la muerte. 
En un milisegundo Minho sostuvo mi mano, resistiendo todo mi peso, colgué como un péndulo por unos momentos, los suficientes antes sentir pequeños pitidos, la vista nublada y todo negro. 
***

Cuando el fax llego, Minho y Yonghwa discutían el por qué Yoona no había avisado de su partida. Yonghwa tomo la hoja y se la entregó a Minho, ambos salieron sin intercambiar palabra. Cada uno sabía que Yoona estaba en serio peligro. Ambos enamorados de ella, perdiendo la cabeza, salieron en su búsqueda, Yonghwa movilizo sus contactos para salvarla. En pocos minutos ambos se dirigían al hotel que estaba por inaugurarse. 
Los rastrearon hasta una trocha en las montañas que terminaba en un acantilado de 90 metros. 
- La caída mataría a cualquiera, -dijo uno de los policías. 
Cuando llegaron vieron toda la escena, Nichkhun abrazando a Yoona al borde del acantilado. Minho y Yonghwa se abalanzaron pero fueron detenidos por policías que los acompañaban. Al ver las intenciones de Nichkhun y la inconciencia de Yoona, el jefe de policía ordeno disparar. Nichkhun cayo, no sin antes llevarse a Yoona con él. Minho corrió hacia ella para apenas tomarla del brazo. Minho lucho contra el dolor de sus huesos estirándose, Yoona lo miro brevemente para enseguida cerrar los ojos. 
Minho grito -¡Ayúda! , Yonghwa dando empujones se abalanzo para ayudar con la tarea, el peso de Yoona descansaba en el brazo de Minho. El equipo policial se arremolinó para ayudarlos. Por fin después de unos largos minutos, Yoona descansaba en los brazos de Minho que aun respiraba agitadamente, dando gracias a Dios el tenerla viva en sus brazos. Yonghwa contemplaba la escena con cierta envidia, él quería tomar a Yoona y llevársela lejos de Minho. Pero pensó “Ella merece ser feliz”. 
Yoona, fue sometida a limpieza de sangre por las drogas, tanto Minho como Yonghwa no se despegaron de ella ni un instante. Durante el vuelo de vuelta a casa, Minho y Yonghwa hablaron de lo cerca que estuvo Yoona de morir, y de la lamentable muerte de Nichkhun. Su familia estaba escondiendo el suicidio como un accidente de vacaciones de un muchacho desenfrenado. 
- Minho, esto ocurrió por mi culpa. –Dice Yonghwa 
- No es tu culpa, tú no la secuestraste. 
- Es mi culpa desde el principio no debía dejar que Nichkhun tomara decisiones tan estúpidas. 
- No es tú culpa. –Lo mira directamente a los ojos. 
- Esta mejor contigo, debes cuidarla, además ella… ella te ama. 
Ni Minho responde, ni Yonghwa vuelve a hablar por el resto del viaje. Yoona dormía profundamente con algunos sobresaltos y pesadillas. Minho al verla en esa situación no pudo evitar llorar silenciosamente. Sentir rabia por no haber sido valiente para enfrentarse a Yoona, se arrepintió de engañarse a sí mismo usando a otras mujeres. Pero sentía también tristeza y felicidad al mismo tiempo, ahora que Nichkhun estaba muerto todo peligro había desaparecido, ella ahora podría amarlo o ¿realmente sus sentimientos habían cambiado y consideraba un futuro con Yonghwa? De algún modo todo esto era una maldita pesadilla, una escena sacada de un drama estúpido y cliché, sólo que esta vez no era un drama, era su realidad.

13 de 16
Comentarios