Cargando contenido ...

On Air: AutoDJ

www.gkpop.com

Qué te gustaría saber?
Share this Story

Mi razon y tu corazon

by

Music & Videos

Una historia de amor apasionada

CAPITULO 14: SÉ MUY FELIZ

Cuando Yonghwa se fue diciendo esas locuras, yo me quede parado en medio del pasillo. Él quizá sea el hombre para Yoona, él puede cuidarlo y después de todo tiene la inteligencia que ella siempre ha buscado en un hombre. Pero este jodido sentimiento, no hay razones para cambiar al corazón. 
Me quede toda la madrugada sentado en una horrible sala de espera. Con Nichkhun muerto, Yoona en peligro y la amenaza de Yonghwa sentía mis tripas salirse por mi garganta. Ella me ama y yo la amo, no existe matemática, física, o cualquier ciencia que pueda explicar y predecir que ella y yo, no seamos felices. 
Al parecer me quede dormido, porque una enfermera me despertó para informarme que Yoona está estaba despierta. 
- ¿Te duele mucho? –dije. Ella solo movió la cabeza de un lado a otro, negativamente. –Te vez triste, todo mejorará, lo prometo. 
Veo sus ojos cristalizarse y salir un par de lágrimas que ruedan a la almohada. Me acercó y limpio sus lágrimas, besando su rostro. La observo de cerca, sus ojos cansados, su piel clara y enfermiza, sus labios rosas pálidos. Le acaricio la frente y la beso. Me incorporo para despedirme y dejarla descansar.
- Quédate –dice susurrando, casi silenciosa, sin fuerzas. No puedo negarme. 
- Me quedaré. 
A veces creo que ella, se siente tan sola que confunde sus sentimientos con la seguridad de mi compañía. Cuando se quedó dormida, Yonghwa y yo salimos para encontrarnos con el doctor de Yoona, el hermano de ella ya estaba en el consultorio del doctor. 
- Sospechamos que Yoona podría tener una recaída, la inflamación en su cabeza ah aumentado significativamente, y podemos tener venas inflamadas en el cerebro. Lo que nos lleva a un riesgo mortal. Tenemos que esperar, hacer algunas tomografías más, mantenerla en observación. 
- Doctor entonces Yoona todavía está en riesgo y puede morir. –Dice Yonghwa. 
- Así es, el riesgo sigue ahí, tendremos que evaluar su caso. Una vena puede estar solo inflamada, pero puede comenzar a sangrar, y eso genera mucho dolor, pero también puede estar en riesgo de reventar, explotar y causar la muerte. 
Muerte, muerte, retumba en mi cerebro. Las cuestiones, las razones, todo ha desaparecido, ella puede morir. Morir¡¡ El tiempo que queda. ¿Cuánto queda? Un día, una semana, un mes, años …?? 

***
Cuando escuche aquellas palabras del Doctor, Minho y yo palidecimos. Por mi mente pasan una y mil ideas, mi cerebro trabaja a toda máquina. Las conclusiones, confusas, pero pueden discernirse. –Ella tiene que ser feliz, déjala ser feliz… - , -No, no puedo, yo sin ella, no puedo, es una necesidad, mi ser depende de ella.
Minho y yo nos quedamos de pie, como esperando a que todo fuera una mentira. 
- Minho, yo… no voy a dejarla, no lo haré, la quiero, la amo. 
El me mira, pero parece no entender lo que digo, pero responde.
- Lo sé. Pero, ella tiene que ser feliz, si en contigo me haré a un lado, y si soy yo, espero lo mismo de ti Yonghwa. Primero esta su salud, ella tiene que estar estable antes que decidamos algo por ella. 
- Okay¡ Me encargaré de darle lo mejor de la medicina. –Yo puedo permitirme eso, Minho no es pobre, pero tampoco es rico. ¿Cómo lo haría? 
Paso un par de días cuando por fin, Yoona dejo de desmayarse cada vez que despertaba. Ya era estable, y por fin yo haría mi pregunta. 
- Yoona, sé que no es el momento, pero quiero, no, necesito saber… Empiezo a hablar serio. 
Ella me interrumpe. 
- Sé lo que quieres. Sabes la respuesta. Me mira triste y casi con lástima. 
- Por favor no me mires así… Te amo. Tienes una idea de lo que significa? –Digo casi molesto. 
- Antes tú y yo, podríamos haber estado juntos. Pero en este momento… cuando no están seguros si moriré o no, puedo permitirme tomar decisiones como estas.
- Supongo que ya no hay nada más que decir. 
Ella toma mi mano, me mira y sonríe. 
- Yong, no es que no tenga sentimientos por ti, los tengo… 
Me hace una señal, para sentarme en su cama, como quien da órdenes a un cachorrito y yo obedezco. ¿Qué me has hecho Yoona? 
- Eres hermoso, inteligente, rico… La interrumpo
- ¿Pero? –La miro, Dios¡ es hermosa¡ 
- No hay peros, no hay nada, no puedo negar que no te quiero, te quiero Yong. –Dice levantando la mirada directo a mí. 
- A él lo amas, ¿no es así? 
No me responde sólo me mira a los ojos, perdiéndose en un mundo que quisiera conocer. Inclina la cabeza, reduce su respiración, centímetro a centímetro se acerca, sus labios atrapan mi labio inferior, para pasar al superior y jugar breves segundos gloriosos con ellos. Sé lo que significa, esto es la despedida. 
Se separa de mí, analiza mi reacción. Toma mi mano y la lleva a su pecho. 
- ¿Lo sientes? Estoy viva. Vive por favor. 
- ¿Cómo puedes pedirme que te olvide?, si te siento hasta en la suela de mis zapatos. ¿Él es mejor que yo? –Estoy más enfurecido, me besa y dice que no puede estar conmigo, mierda¡¡¡
- No
- Te puse el cielo a tus pies, y estoy rogándote ahora. – Mi respiración es agitada. –Responde por favor ¡¡ Dame una excusa, una razón para que no puedas enamorarte de mí- 
- Yo no sé. Él espero por mi todo este tiempo, aunque le dije que no muchas veces, aunque intente amarte, recordar cada detalle, lo que parecía no importante, cualquier cosa de ti que me hiciera poder olvidarlo. Pero… No pude. Yong, perdóname por hacerte esto. 
Las lágrimas comienzan a fluir por su rostro desencajado y sumido en la tristeza. 
- Quiero que seas Feliz. Yong, sé feliz, ya he roto mil cosas, encuentra otro lugar. 
- Yoona… sólo quiero estar contigo, podemos volver a empezar. Vayámonos de aquí. Hare que lo olvides. –Estoy a punto de dejar escapar una lágrima, estoy luchando por la única mujer que llegue amar. ¡Maldición! 
- Yong, compartimos todos esos momentos, pero es hora de decir Adiós. Olvídame, me iré lejos de ti. –Sus lágrimas recorren su rostro, trazando surcos amargos en su camino.
- Yoona.. Ya no quiero hablar, no pensé que diría esto, pero duele, ya no hay vuelta atrás. 
Quise amarla, fui un tonto. El azar ha vencido, yo perdí. Yoona, te amo, te amaré. Duele, duele, Minho me has vencido. Maldito hijo de puta¡. Voy a jugar mi última carta. Tengo que decirle. 
- Yoona, si no eres tú, no es nadie. Estoy solo igual que tú. Si tú me quieres, haré crecer esa esperanza, no me iré. – La tomo de las manos, mirando su bello rostro.
- Yong es a Minho a quién yo amo, y eso no cambiará. 
Sus ojos me miran directamente penetrando los míos, de pronto me siento desnudo a su merced. Dejo de presionar sus manos frías, pero ella sigue ahí, pálida pero firme. 
En un instante de debilidad, la abrazo rápido y fuerte, intentando sentir cada hebra de su pelo y cada centímetro de su ser. Esta es la última vez, perderé a la mujer que amo, me la están robando. Yoona te amo… te amo por siempre, cierro los ojos y las lágrimas contenidas detrás de mis párpados salen inundando mi cara y su suave cabello. Yoona, tú, mi único amor, Adiós. 
Pasan segundos y quizá minutos, hasta que memorizo su olor, su esencia, el color de sus ojos, su mirada. Me separo de ella, observándola, imprimiendo cada detalle en mi memoria. 
- Déjame verte. –hablo repentinamente intentando sonreír, ella limpia mis lágrimas con sus manos frías que las siento hasta mis entrañas. –Estaré al tanto de tu recuperación, regreso a casa esta tarde. 
- Yong… Yo… lo siento, realmente lo siento. –Dice mientras vuelve a llorar. 
- Sonríe para mí, quiero recordarte feliz. –Mi último pedido, intento sonar convincente. 
Ella me regala una sonrisa, me levanto de la cama, limpio sus lágrimas. 
- Adiós Yoona… 
Salgo del cuarto de hospital derrotado. ¡Es increíble, se acabó¡ Yoona, vive feliz, si te queda poco o mucho de vida, por favor, sé muy feliz. 

-----------------------------------------------------------------------------
Llegamos al capítulo 14, no lo puedo creer :pBueno espero que les guste la maratón de 3 capítulos :D Las veo en el siguiente¡¡¡ 
Recuerden que sus comentarios son inspiración¡¡

15 de 16
Comentarios